Ultimo desafío de verano

Luego de la victoria ante Universitarios, el conjunto de Miguel Ángel Russo se prepara para el último amistoso del verano de cara al torneo.

 Los exámenes del técnico comienzan a realizarse, con poco tiempo de preparación, el nuevo Boca empieza a mostrar el ADN Russo.  A pesar de haber concretado su primera victoria no oficial, en pocos días volverá a tener una dura parada, y será ante Atlético Paranense de Brasil, rival que ya ha enfrentado en distintas ocasiones.

 El encuentro será el domingo a las 22.00 con misma sede y estadio de su última función. En cuanto a lo futbolístico, se espera ver las actuaciones de jugadores que no han tenido mucha participación ante Universitarios, es decir, posiblemente pueda contar con distintos juveniles y con la titularidad de Wanchope Ábila, ya recuperado de su lesión. Por otra parte, esperarán a Esteban Andrada, que no pudo estar ni siquiera en el banco de suplentes ayer.

 El rodaje será fundamental para ciertos jugadores, el nivel deportivo sigue siendo una deuda importante a pesar de haber logrado una victoria, una consagración que de ciertas maneras no fue del todo sobresaliente. Entendible son los plazos de preparación para la reanudación del torneo, por lo cual el encuentro del domingo será muy clave en cuanto a la táctica, estrategia e individualidad de ciertos jugadores. Solo falta menos de dos semanas para el inicio del torneo, y con solo siete fechas para finalizar, no se espera ver la evolución pretendida.

 En cuanto al rival, viene de perder por penales ante Racing de Avellaneda, que de cierta manera, mostró gran poderío ofensivo. A pesar de algunas bajas importantes, y sin refuerzos, aun mantiene ese toque que lo hizo levantar la copa de Brasil hace cuatro meses. Rival de buen target para finalizar la preparación.